materiales de construcción en México

El aumento de precios en los insumos para la construcción ha sido uno de los factores de la caída de esta industria 

banner alambres y refuerzos

El contexto geopolítico y las presiones inflacionarias causaron que el costo en los insumos para la construcción se elevara a niveles récords; sin embargo, desde mayo del 2022 se nota una desaceleración importante, lo cual puede beneficiar a esta industria para su recuperación.

En abril del 2023, el INPP en su subíndice de insumos para el desarrollo de obras creció 3.58%, en su comparación anual

La inflación en los precios de los materiales para la construcción continúa con una tendencia de desaceleración, después de reportar aumentos de doble dígito por casi un año y medio, entre el 2021 y el 2022.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer el Índice Nacional de Precios al Productor (INPP) con datos a abril pasado, en donde el subíndice de materiales de la construcción presentó una variación anual de 3.58%, el menor incremento registrado en 30 meses.

Fue en mayo del 2022, cuando este indicador alcanzó un aumento récord de 18.47% en su comparación anual; sin embargo, a partir de noviembre de ese mismo año los incrementos se han presentado a un sólo dígito.

De acuerdo con Ricardo Trejo, director general de la firma de servicios de información Forecastim, este comportamiento en los insumos es positivo para la industria de la construcción, que ha sido una de las más rezagadas en cuanto a recuperación post pandemia.

Sin embargo, el especialista aclaró que “no es quiere decir que los materiales sean más baratos”, sino que los precios crecen a menor ritmo.

“Sin duda, la estabilidad en los precios es un motor que impulsará al sector, porque genera mayor confianza y permite que las empresas sean más competitivas con mejores precios al mercado”, comentó en entrevista para Econohábitat.

La suma de una menor alza en los insumos y un mejor ambiente para la inversión, reforzarían la proyección de recuperación dentro de la industria de la construcción, que avanza a pasos lentos.

Contenido relacionado:   Negociación con ArcelorMittal da fin a huelga del Sindicato Minero

En febrero de este 2023, el valor de la producción de la industria de la construcción fue de 25,519 millones de pesos, con un aumento de 0.2% respecto a un mes previo y de 6.8% en su comparación anual.

Según estimaciones de Forecastim, de mantenerse el panorama actual, la actividad en el sector podría alcanzar un crecimiento anual de entre 1 y 2% en la segunda mitad del año.

Efecto en construcción de vivienda

La variación en el precio de los insumos ya sea al alza o a la baja, tiene un impacto directo en el precio de las obras, en los últimos años, la construcción de vivienda ha sido una de las más afectadas.

Durante el periodo anualizado de marzo del 2022 a marzo del 2023, la inflación en el desarrollo residencial tuvo el mayor incremento (9.1%), seguido de la edificación de inmuebles comerciales y de servicios (7.2%), según un reporte de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

En este sentido, Ricardo Trejo subrayó que la desaceleración en la inflación de los materiales permitirá una menor alza en los precios de la vivienda, lo que desatará un efecto en cadena de mayor confianza entre los compradores finales.

“Esto podría beneficiar a uno de los ramos más afectados de la construcción, que es la vivienda nueva, la cual registró una caída de 1.1% en el primer trimestre del año, en su comparación anual. Esperamos que, paulatinamente, salga de este bache en el que se encuentra desde el año pasado”, concluyó el especialista de Forecastim.

Texto recuperado el 12 de mayo del 2023 de eleconomista.com.mx