50 años de Alambres y Refuerzos

Si se tuviera que describir la trayectoria de Alambres y Refuerzos con solo una palabra, sería pasión. Como todo negocio, ha tenido que enfrentar las altas y bajas de esta montaña rusa llamada vida, saliendo adelante gracias a su constancia, esfuerzo y sobre todo, al compromiso por ofrecer un servicio de calidad. 

Con motivo de su aniversario número 50, se entrevistó al equipo central para conocer los cimientos del negocio que hoy en día es sustento para muchas familias y uno de los líderes en el mercado de la transformación del acero para la construcción. 

Alambres y Refuerzos es el resultado de muchos años de trabajo y el apoyo de un equipo siempre al pie del cañón. Tras varios intentos de negocio, finalmente se dio la oportunidad cuando al trabajar en una fábrica de block, empezaron a obtener contactos. Así comenzaron a vender algunos productos que podían conseguir, como: el alambre recocido, alambrón, clavos; sin embargo, es el refuerzo horizontal el que ocupa un lugar especial en su historia. Ya que éste fue el primer producto que comenzaron a fabricar y de ahí se dio el brinco a los demás. 

Como dato curioso, el negocio debe su nombre a este producto. A manera de homenaje, se le da el reconocimiento que se merece, al ser el que inició todo. El refuerzo llegó como detonante, y como su nombre lo indica, a añadir fuerza y resistencia ante las situaciones desafiantes que tenían por delante, al estar iniciando en este mercado. Empezando desde cero, se recibió un gran apoyo en la familia al recibir préstamos por parte de los integrantes e incluso, al permitirles hacer uso de la sala común de su hogar para recibir a los clientes.  

Contenido relacionado:   Gran importación de acero llegará de Vietnam

Sin embargo, el éxito no llegó de un momento a otro, ya que se han enfrentado a robos, devaluaciones y diferencias entre los integrantes al ser un negocio familiar. Situación que han sabido manejar, al separar las cuestiones laborales de las personales. Otro desafío ha sido el incierto panorama del sector constructor en el país. 

“El gobierno no ha ayudado mucho, al contrario, ha obstruido las cosas. Sin embargo, el ramo de la construcción ha sido uno de los más castigados. Todos los ramos están muy castigados, pero el de la construcción más porque pararon todo.”, menciona el equipo al recordar los retos a los que se han enfrentado.

Y es que en la industria de la construcción no existe una línea pareja ni siquiera para planear, ya que no caben en ella, esas famosas “temporadas altas”. En una papelería se puede saber que aumentarán las ventas en la época de regreso a clases. En cambio, el sector constructor no es tan constante. Éste puede detonar de repente, y a veces puede bajar, demostrando lo retadora que es esta industria, en la cual, la incertidumbre incrementó con la emergencia sanitaria por el COVID-19, ya que se vieron obligados a cerrar la planta durante dos meses. 

Teniendo que cumplir con impuestos y prestaciones, se tomó la decisión de no despedir a nadie, ya que un pilar muy importante es la confianza que depositan en sus colaboradores. Y así, con el ímpetu de hacerle frente a la situación, salieron adelante. Dispuestos a enfrentar los retos y adaptaciones que traen consigo los avances en la industria, como la incipiente era digital. 

infografía sobre alambres y refuerzos

Ante esto, han sabido adaptarse a los cambios en los hábitos de consumo que ha traído la digitalización. El nuevo cliente va a llegar el 70-80% de las veces por medio de las redes sociales, y va a buscar un proceso de compra ágil e inmediato. Motivo por el cual se ha  buscado el posicionamiento digital del negocio y se está evaluando la posibilidad de simplificar el levantamiento de pedido a través de estas plataformas. Lo cual consideran una visión a futuro y reto interesante por abordar.

Contenido relacionado:   Acciones de Aluar y Ternium afectadas

Actualmente, Alambres y Refuerzos ronda entre los 170 colaboradores. Cuenta con cinco categorías de productos: alambres, estructuras de acero, mallas, clavos y agregados. Se pueden encontrar todos los productos con sus normas de calidad correspondientes y gozar de un trato personalizado, con el que puedes recibir un servicio rápido y a tiempo. Se caracteriza no sólo por la calidad de su catálogo, sino por la calidad de personas que tiene al frente. 

“Si tienen algún sueño, éntrenle. Lo más que puede pasar es que fracasen y luego volver a intentarlo”, comenta el equipo al recordar con gran satisfacción el camino recorrido. 

50 años se dicen fácil, sin embargo no todo ha sido miel sobre hojuelas. Tiempo en el que han aprendido que no todo es un ganar-ganar, pero al ver los resultados, se dan cuenta que todo ha valido la pena. Ya que es una compañía que permite contar con un techo y dar empleo a muchas familias. 

Más allá de conocer los aspectos técnicos del negocio, estas anécdotas resultan ser una lección de vida. El fracaso es parte intrínseca del camino al éxito, ya que la vida va cuesta arriba, pero la vista es genial. 

Por: Martha Hernández