materiales alambres y refuerzos

En el sector han mostrado su preocupación de que las tensiones comerciales entre ambos países perjudiquen las perspectivas de la demanda mundial.
Los fabricantes de acero estadounidenses están inquietos, como cualquier otra industria, por todos los cambios en las políticas comerciales del Gobierno de Donald Trump, presidente de Estados Unidos.

La semana pasada, Trump anunció nuevos gravámenes a las importaciones chinas y advirtió que podría ordenar a las compañías estadounidenses que se retiren de China. Previamente el país asiático dijo que impondría aranceles en represalia sobre los productos estadounidenses.

“Necesitamos más estabilidad y certeza en nuestra política pública y eso es lo único que les gusta a todas las empresas, ya sea que se trate de una siderúrgica del siglo XXI o de otra industria”, dijo Philip Bell, presidente de la Asociación de Fabricantes de Acero, en entrevista durante la conferencia de la industria Steel Market Update en Atlanta.

Los últimos ‘giros y vueltas’ de la guerra comercial han puesto a las acciones globales en una montaña rusa: productores como US Steel, Nucor y Steel Dynamics no se han escapado.

El S&P Supercomposite Steel Index ha registrado cuatro caídas semanales consecutivas en medio de preocupaciones de que las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China perjudiquen las perspectivas de la demanda mundial.

En junio, los ejecutivos del acero de Estados Unidos rechazaron el anuncio abrupto de Trump de intentar imponer aranceles a las importaciones mexicanas.

Recientemente, JSW Steel (USA), que había elogiado las tarifas de los metales estadounidenses, dijo que el Departamento de Comercio negó injustamente las exenciones para las materias primas de planchón de acero, lo que obligó al fabricante de acero a pagar decenas de millones de dólares en tarifas.

Contenido relacionado:   Resultado para despachos de acero

En un panel de discusión en la conferencia del lunes, se le pidió a Kurt Russell, presidente de Precoat Metals, su opinión sobre cómo navegar en el entorno comercial actual.

Fuente: EL FINANCIERO

Puede interesarle: