construcción y acero

Hoy 21 de Marzo, se cumple un año más del natalicio de Benito Juárez, Benemérito de la Patria.

Nacido en el año de 1806 en Oaxaca, Benito Juárez fue abogado y político que se caracterizó por su preocupación enfocada en la soberanía de los mexicanos.

Antes de su presidencia, en 1847, Benito Juárez estuvo relacionado con la generación de obras públicas, construcción de caminos y reconstrucciones como la de Palacio de Gobierno.

Si bien su Presidencia fue de 1857 a 1872, el presidente fue reconocido mundialmente por su frase:

Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz.

Construcción durante su gobierno

Su gobierno estuvo caracterizado por la construcción y fundación de escuelas, entre otros acontecimientos históricos y políticos. Para el estado de Oaxaca, del cual era originario, se duplicó el número de escuelas.
También se llevó a cabo la construcción del puerto de Huatulco y su camino hacia la capital.

En 1857 fue electo constitucionalmente para ser Presidente de la República Mexicana y en 1867 se iniciaron trámites para la construcción del ferrocarril de Veracruz a la Ciudad de México, proyecto que pretendía terminar antes de finalizar su gobierno.

Cuando se inauguró el ferrocarril Mexicano, junto con el Puente de Metlac (Ciudad de México-Veracruz) en 1873, se mostraron los 470 kilómetros de ferrocarril, que dentro de su construcción, ya contaba con puentes y túneles.

Acero en el gobierno de Benito Juárez

Para finales de 1870 en México, la Revolución Industrial estaba presente y unida a la industria eléctrica y de los metales.
Tanto el hierro como el acero fueron utilizados para satisfacer la creación de los trenes y ferrocarriles.Para la construcción del Ferrocarril de Veracruz, se presume el uso de vigas de acero fundido junto de la mano de arquitectos mexicanos.

Contenido relacionado:   Fin a aranceles en acero y aluminio

Construcciones en Homenaje a Juárez:

  • Hemiciclo a Juárez
  • El botín inmobiliario
  • Monumento a Benito Juárez

Un año después de su gobierno, la industria de ferrocarriles estuvo en acenso, dirigiendo las construcciones hacia el norte del país para conectarlo con las fronteras de Nuevo Laredo, Nogales y Sonora, entre otros.

Para 1873, México ya contaba con 539 kilómetros de vías férreas, favoreciendo entre las industrias a la siderúrgica.

Puede interesarle: