siderúrgica alambres y refuerzos

El peso mexicano se depreciaba luego de tres sesiones de ganancias ante crecientes preocupaciones entre los inversionistas de que la disputa comercial entre China y Estados Unidos se agudice aún más, sin dar señales de una resolución.

La moneda local cotizaba en 19.0285 por dólar, con una pérdida de 0.22 por ciento, o 4.17 centavos, frente a los 18.9868 pesos del precio de referencia de Reuters.

El dólar llegó a repuntar a su nivel más alto en un mes, aunque luego perdió algo de terreno tras la publicación de cifras económicas en Estados Unidos.

“La debilidad de la información económica en Europa y complicación del gobierno de Theresa May en Reino Unido también abonan al sentimiento negativo”, escribieron analistas de Banorte en un reporte.

Con la eliminación de los aranceles al acero mexicano, el comercio local nuevamente podrá retomar su camino de competencia que habían visto frustrado durante los últimos meses, celebró  el presidente de CMIC delegación Tijuana-Tecate-Playas de Rosarito, Gabriel Antonio Valenzuela.

El presidente recordó que durante la imposición de los aranceles, muchos comerciantes llegaron a considerar la posibilidad de fijarse en otros horizontes del comercio, pero al enterarse de que éste fue eliminado, lograron volver a la comercialización de sus productos y continuar del mismo modo que lo hacían antes, fomentando la competencia sana entre empresas locales y extranjeras.

Explicó que ahora el acero podrá competir de nuevo con el concreto, y más ahora que las construcciones verticales se han vuelto una opción frecuente en la región, donde cada producto buscará reducir sus precios para convertirse en la primera opción, lo que también será de beneficio para el comprador al momento de poder elegir productos de calidad y a buenos precios.

Contenido relacionado:   Alcance de acuerdo

“Si construyes con concreto ocupas acero, porque el concreto tiene que llevar refuerzo, todo lo que es el armado metálico, la varilla corrugada. El gran porcentaje de concreto es acero. No nos podemos quitar el acero para construir definitivamente”, exclamó.

Finalmente, sostuvo que la eliminación del arancel al acero mexicano no impactará directamente en los precios del material que se distribuye en el país pero si favorecerá a que esta industria se beneficie pues ya está en condiciones de competir en el marco del tratado comercial de Norteamérica.