Los precios del cobre y acero se han reducido drásticamente en agosto después de subir constantemente desde principios de 2020.

Los precios del mineral de hierro han perdido casi 30% por las preocupaciones sobre la demanda y los pedidos de China de frenar la producción de acero.

El cobre, un barómetro de la salud económica, está siendo perjudicado mientras aumentan los casos de Covid-19 por la variante Delta.

El precio del cobre y el acero se han visto afectados este mes por las preocupaciones de la demanda a medida que avanza la crisis del coronavirus. En tanto, que el mineral de hierro se enfrenta a presiones específicas de la industria a medida que China exige frenar la producción de acero. Esto genera dudas sobre si los precios de los metales industriales pueden volver a máximos para el año.

Los precios de referencia del mineral de hierro con 62% de contenido de hierro en agosto se han desplomado aproximadamente 26% para cotizar por encima de los 156 dólares por tonelada métrica. De esta forma se llegó a niveles no vistos desde febrero. El cobre ha caído más de 8% para alcanzar alrededor de 4,111 por libra, el nivel más bajo en unos cuatro meses.

La pendiente descendente se produce después de que los precios de los metales habían estado subiendo desde marzo de 2020. Estos cayeron junto con un colapso de las acciones estadounidenses cuando la pandemia de Covid-19 amenazaba con empujar a las economías de todo el mundo a una recesión.

«Si piensa en el mínimo del mercado S&P 500 de marzo de 2020 hasta la primera mitad de este año, vio que el cobre simplemente seguía subiendo. Ese argumento de metales fuertes como el cobre y mercados fuertes tenía sentido porque los precios más altos del cobre implican crecimiento económico y actividad económica y necesidad de cobre», dijo a Insider David Keller, estratega jefe de mercado de Stockcharts.com.

El hierro es el mineral industrial más importante

Contenido relacionado:   Pandemia para finales de Abril

El mineral de hierro como el cobre es un metal industrial importante, ya que es una materia prima clave que se utiliza para fabricar acero. El volumen de producción de aproximadamente 2,000 millones de toneladas y el volumen de exportación de alrededor de 1,500 millones de toneladas hacen que el mineral de hierro sea el tercer producto básico más grande en términos de volumen de producción después del petróleo crudo y el carbón, y el segundo producto básico más comercializado después del petróleo crudo, según World Steel. Asociación.

El lanzamiento de las vacunas Covid-19 junto con los esfuerzos de estímulo de la política fiscal y monetaria en todo el mundo han ayudado a respaldar el repunte de los precios de los metales. Pero los inversionistas parecen estar cada vez más cautelosos sobre las perspectivas de una recuperación económica continua. Esto a medida que aumentan los casos de coronavirus debido a la variante Delta altamente transmisible.

Mientras tanto, la Reserva Federal de Estados Unidos parece encaminada este año hacia la reducción de las compras de activos de emergencia que puso en marcha para ayudar a la economía a capear la crisis de Covid-19.

Aumento de tasas impactaría a algunos inversionistas

Esta es una perspectiva preocupante para algunos inversionistas. Especialmente para aquellos que consideran que las compras de activos del banco central fomentan la recuperación económica. Y repuntan la demanda de metales industriales como el cobre. Especialmente a medida que los proyectos de construcción se reinician o se ponen en marcha. Las limitaciones de suministro también ayudaron a elevar los precios del cobre este año.

Para en cuanto al mineral de hierro, Bank of America dijo esta semana, que los precios han alcanzado su punto máximo. Esto debido a que la oferta se ha puesto al día con la demanda. La institución señaló que la producción de acero en China había registrado una serie de máximos estacionales desde junio de 2020. En gran parte debido a un repunte de casos de Covid-19 después del inicio de la pandemia.

«Dicho esto, el crecimiento de la producción se ha desacelerado», impulsado por una confluencia de factores, de acuerdo con los estrategas de materias primas de BofA liderados por Michael Widmer. «Mirando primero la demanda, el crecimiento se ha detenido. Esto a medida que la actividad se ha vuelto más irregular, con la construcción y la automoción en contras particulares».

Además, el gobierno chino ha ordenado a las acerías que limiten la producción en parte para reducir las emisiones de carbono. También cambió los incentivos fiscales en mayo y julio en un esfuerzo por controlar mejor la producción de acero.

Contenido relacionado:   Planta en Taranto: ArcelorMittal

«Esto importa [ya que] elimina el incentivo de operar acerías para exportaciones», dijeron los estrategas.

Los movimientos que podrían reactivar los precios del mineral de hierro incluyen medidas de estímulo renovadas en China y la reposición de existencias de acero antes de los Juegos Olímpicos de invierno. Esto podría provocar más cierres de molinos para contener las emisiones, dijo BofA.

Keller en Stockcharts.com dijo que el precio del cobre esta semana probó el promedio móvil de 200 días de 4 por libra. La primera prueba de este tipo desde junio de 2020.

«Toda esa idea del comercio de infraestructura —nombres industriales y de maquinaria— realmente está saliendo aquí. Si bien veo eso como un juego a largo plazo, ciertamente en el corto plazo la debilidad del cobre es estar de acuerdo en que no es un momento ideal para hacer esa apuesta «, dijo Keller.

Texto recuperado el 24 de Agosto de businessinsider.mx/
Por: Carla Mozée

Puede interesarle: