materiales de construcción en México

El sector manufacturero mexicano de exportación es de los pocos que se recuperan en un contexto de lento consumo privado, contracción de la inversión y gasto fiscal limitado, informó Moody’s.

Moody’s prevé que la economía de México crezca 5.5% en 2021, desde 3.5%, pero solo por la recuperación que se verá en Estados Unidos y que impulsará la demanda de bienes manufacturados en territorio mexicano.

La economía de México crecerá más de lo esperado en 2021 y 2022, según estimaciones de la calificadora de crédito Moody’s, pero esto no es una buena noticia en términos absolutos.

La calificadora ajustó al alza las perspectivas para México, a razón de un mayor crecimiento que se observará en Estados Unidos e impulsará las exportaciones manufactureras mexicanas, mientras que otros factores que se miden para calcular el crecimiento económico no terminan por recuperarse del coronavirus, como la actividad minorista y la construcción que tardarán en llegar a niveles de 2019 en México.

El desempeño más fuerte de lo esperado en el último trimestre de 2020 creará un efecto de arrastre positivo en 2021, elevando la tasa de crecimiento de este año, refirió la calificadora en un análisis.

Ahora la calificadora prevé que la economía de México crezca 5.5% en 2021, desde 3.5%. Para 2022 la previsión pasó a 2.6% desde 2.0%.

A pesar de la mejora en los números, “los riesgos crediticios que vemos e identificados desde el año pasado, siguen siendo los mismos: menor crecimiento a mediano plazo; apoyo sustancial y recurrente a Pemex que va a continuar impactando a las finanzas públicas; el perfil fiscal del gobierno federal y riesgos en cuanto a deterioro institucional”, dijo Ariane Ortiz-Bollin, analista a cargo de la calificación soberana de México.

Contenido relacionado:   Propuesta de Aranceles en México

La producción manufacturera mexicana ya está alcanzando niveles pre pandémicos mientras que el el valor de las exportaciones ha superado los niveles de 2019.

Pero otros sectores, especialmente los que dependen del consumo interno y la inversión no se recuperan; la actividad minorista se mantiene por debajo de los niveles de 2019, mientras que el consumo en bienes duraderos, como automóviles, es mucho menor que en 2019. La construcción se mantiene muy por debajo de los niveles de 2019, tras la prolongada debilidad de la inversión en construcción.

“La revisión al alza del crecimiento de Estados Unidos, se debe principalmente a un estímulo fiscal mayor al esperado y a una implementación de vacunas más rápida. El mayor crecimiento de Estados Unidos impulsará las exportaciones manufactureras mexicanas, apuntalando el crecimiento económico en un contexto de lento consumo privado, contracción de la inversión y gasto fiscal limitado”, detalló el documento.

Fuente: https://expansion.mx/

Puede interesarle: